Callos a la madrileña con su pata y morro